blog

Cómo hacer para que tus suscriptores abran tus e-mails

Una de las mayores preocupaciones de los encargados de enviar las novedades, promociones o acciones de marketing de las marcas es que los suscriptores lean los mails que le enviamos porque entendemos que son de su interés.  Qué técnicas se pueden utilizar para favorecer y potenciar esas acciones es lo que vamos a desarrollar en esta nota.

Si haces las cosas bien y captas leads a través de un formulario de contacto (es decir, que se suscriben voluntariamente y no tomas listas prestadas o compradas de ningún lugar), la apertura del email dependerá de varios factores, y todos ellos afectan, en mayor o menor medida, ante la posibilidad de que los suscriptores abran más o menos tus emails.

Aunque probablemente el más evidente sea el asunto del mensaje que envíes, lo verdaderamente importante y que no se suele tomar en consideración es el “contexto”, es decir, todo lo que hagas para que un suscriptor esté esperando abrir tus emails incluso antes de que le lleguen.

En otras palabras: cómo fidelizar a tus suscriptores para que quieran abrir tus emails.

A continuación te dejo 7 consejos que te ayudarán a que tu tasa de apertura sea mayor y cómo superar algunas de las dificultades con las que te puedes encontrar.

# 1. Tiempo que transcurre desde que alguien se suscribe
Es difícil mantener el interés de todos tus suscriptores por un tiempo prolongado.

Por lo general, quien se ha suscrito hace poco a tu blog es más probable que abra más emails tuyos que quien se suscribió hace años. Tú puedes ser la novedad para muchos de los suscriptores que vienen de otros blogs, y ese tirón inicial lo tienes que aprovechar.

# 2. Utiliza una página de agradecimiento no estándar
La página de agradecimiento a la que rediriges a los suscriptores una vez han rellenado el formulario de contacto es muy importante para darles instrucciones precisas de que consulten tu email y recibir así los materiales o la información que esperaban.

No te quedes con la página estándar que te ofrecen las herramientas de email marketing; crea una propia.

Un ejemplo puede ser tener una placa que diga “Comprueba tu bandeja de spam si no recibes los materiales en los próximos minutos”. Esto los animará a dirigirse a su bandeja de entrada y a buscar tu email donde sea necesario.

# 3. Da la bienvenida a los nuevos suscriptores
Una vez han encontrado tu email y han recibido lo que esperaban, una buena forma de empezar a fidelizar cuando alguien se suscribe a tu blog es dándole la bienvenida, contarle quién eres y lo que haces.

De esa forma, aunque se hayan suscrito para recibir algún material gratuito, sabrán que detrás de ese producto hay una marca con personas reales que pueden estar cerca de ellos o atenderlos cuando lo necesiten.

# 4. Anímalos a clasificar tus correos
La mejor manera de asegurarte de que puedan abrir todos tus emails en el futuro es, en primer lugar, facilitar a tus suscriptores que los reciban y se salten todos los filtros posibles.

Para evitar que les lleguen a spam o que se les vayan a la pestaña de Promociones si utilizan Gmail, envíales instrucciones detalladas en las que vean cómo hacerlo con su proveedor de correo.

Por ejemplo, en el caso de Gmail les podrías decir que añadieran tu dirección a su lista de contactos pulsando sobre el desplegable que encontrarán en la parte superior derecha del email tuyo que hayan recibido, como en la imagen:

Añadir-lista-de-Contactos-Socialancer

Otra posibilidad es pedirles que te añadan a favoritos en la configuración de la bandeja de entrada o que te incluyan en una carpeta (etiqueta) donde puedan encontrar todos tus emails.

Si quieres saber cómo hacerlo para más proveedores, aquí te dejo una Guía completa para conseguir que tus usuarios reciban todos tus emails.

# 5. Aporta valor en todas tus comunicaciones
Te decía que el contexto es fundamental para que los suscriptores sientan interés por lo que ofreces. Si únicamente vendes productos o servicios y todo lo que publicas tiene que ver con esto, entonces será complicado que no dejen de abrirte (a menos que seas una empresa de ofertas).

Debes compartir contenido de valor. Y no es un tópico. No significa que no compartas contenido promocional, pero hazlo de modo que no sea lo único que ofreces en todas tus comunicaciones.

Ponte en el lugar del usuario: ¿qué haces tú cuando un sitio al que te has suscrito te satura con información que no te interesa? Pues ahí tienes la respuesta de lo que no quieres que te hagan.

# 6. Frecuencia de publicación
Que publiques de una forma frecuente y con constancia ayuda mucho a que los suscriptores adquieran la predisposición de recibir tus contenidos.

Aunque no siempre es posible mantener la constancia exacta por varios factores –especialmente si tus publicaciones son elaboradas o dependen de terceros-, lo ideal es marcar uno, dos o tres días a la semana para publicar. O cada dos o tres semanas. No importa cuándo. Lo que importa es que mantengas la frecuencia a la que te has comprometido con tus suscriptores.

Si únicamente publicas de forma ocasional será más difícil crear expectativa en tus lectores.

# 7. Haz limpiezas periódicas de tus listas
Algo que no solemos tener en cuenta pero que ayuda mucho a que la tasa de apertura sea mayor es “quedarse con los suscriptores que abren”.

Está claro que no todos van a abrir todos los mensajes, pero cuanto más pequeña es la lista más fácil es que la tasa de apertura sea mayor. Quédate con los que están interesados en lo que ofreces, en la medida de lo posible.

Conclusión
Aunque aquí te he hablado del contexto, que es el primer punto que deberías tener en cuenta antes de adentrarte en las campañas de email marketing, otra de las razones por las que alguien abre un email o no lo abre tiene que ver precisamente con el asunto del mensaje.

Fuente: Sociallancer